La hipoteca a tipo fijo: ¿Se prefiere más que una variable?

Valoración del editor

Espectacular

Cuando las personas están próximas a solicitar un préstamo hipotecario, lo primero que hacen es averiguar que tipo de hipoteca es más conveniente, si la fija o la variable. Como es una duda que sigue vigente, y probablemente seguirá mientras existan estas figuras financieras, nos disponemos a dar algunas orientaciones respecto a la pregunta ¿La hipoteca a tipo fijo se prefiere más que una variable? para así contribuir a que las personas en busca de una hipoteca, tomen la decisión más conveniente de acuerdo a su situación particular.

Visitar Sitio Oficial

 

Lo primero que se debe tomar en cuenta es que ambos tipos de hipotecas se distinguen principalmente por el tipo de interés que se les aplica. En vista de ello, las condiciones que ofrecen las entidades financieras para cada tipo de hipoteca, varía respectivamente. Hay razones para considerar que la hipoteca fija se prefiere más que una hipoteca variable, pero ¿realmente es así? ¿a qué se debe este razonamiento?

Como mencionamos antes, es el tipo de interés el criterio para elegir cuál hipoteca es más conveniente. La hipoteca a tipo fijo mantiene un tipo de interés constante durante toda la vida del crédito. Es decir, las cuotas que se deben pagar siempre son las mismas, éstas no van a subir ni bajar de pronto. Por tanto, los clientes no deberán preocuparse por sorpresas en el alza de la tasa de interés y tienen la comodidad de que saben de antemano cuál es el monto correspondiente a paga en cada mes.

En cambio, la hipoteca a tipo variable posee un tipo de interés el cual está sujeto a un índice de referencia que mantienen un extenso grupo de bancos europeos. Este índice de referencia, llamada Euríbor, puede subir o bajar, afectando, por tanto, el tipo de interés de la hipoteca. De modo que el interés puede subir de acuerdo al alza del euríbor, afectando la cuota mensual por el pago de la hipoteca.

Visitar Sitio Oficial

 

Aunque esto parece implicar una clara ventaja de la hipoteca de tipo fija sobre la variable, hay que considerar otros aspectos que estabiliza nuevamente la balanza. Como los préstamos hipotecarios fijos tienen un sólo tipo de interés, las entidades financieras suelen otorgar plazos más cortos para la devolución del crédito. En cambio, las hipotecas variables gozan de un plazo mayor para la devolución del préstamo, por lo que esto resulta un elemento conveniente para este último tipo de hipoteca.

Otro aspecto a considerar, es que, en vista de que las hipotecas fijas tienen plazos más cortos para la devolución del préstamo, los montos del mismo suelen ser menores. Es decir, a menor monto del préstamo, menor es el tiempo de devolución del mismo, en una hipoteca de tipo fija.

En cambio, en una hipoteca de tipo variable, los montos suelen ser mayores, ya que las cuotas de devolución son más elevadas, de acuerdo a la variabilidad del tipo de interés, según se mueve el euríbor, cuyo índice de referencia está consensuado por varios bancos de la región europea. Lo más frecuente es que el tipo de interés en estos préstamos hipotecarios variables, se actualicen cada 6 meses, aproximadamente, pudiendo ser beneficiosos en caso de que el Euribor baje, o perjudiciales, en caso de que suba. De modo que inevitablemente resulta un riesgo, ya que fluctúa tal como lo hacen las opciones financieras binarias en plataformas como las de IQ Option.

La decisión depende de cada situación particular. si se prioriza la estabilidad del interés serán más convenientes las hipotecas fijas; y si se priorizan los plazos y los montos, lo serán las variables. Sin embargo, existen entidades financieras como Bankia Hipoteca que pueden ayudar a tener una mejor experiencia hipotecaria sin riesgos,  ofrenciéndote las mejores condiciones financieras.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*